En portada




Soria será pionera en implantar un proyecto de formación en el uso de desfibriladores para reducir la muerte por infarto
Fecha 2009-01-27


Europa Press

12

SORIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -  

   La directora general de Planificación, Calidad, Ordenación y Formación de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Ana María Hernando, presentó en Soria el programa formativo que contempla la impartición de 62 cursos de Soporte Vital Básico y manejo de desfibriladores para personal no sanitario, una iniciativa que permitirá, destacó, reducir las muertes provocadas por infarto de miocardio.



   Precisamente, el infarto de miocardio es una de las principales causas de mortalidad pero, resaltó Hernando, si se actúa a tiempo "se pueden salvar muchas vidas, y además cualquiera de nosotros puede ayudar a una persona que en un momento determinado sufre este tipo de infarto".

   Mediante este programa formativo y gracias al acuerdo alcanzado entre la Fundación Científica Caja Rural y la Junta de Castilla y León, 500 alumnos se formarán en las instalaciones del Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de la Comunidad, cuya sede se encuentra en la capital soriana.

   El objetivo de esta iniciativa, explicó, es que la población conozca el protocolo de actuación ante una parada cardiorespiratoria con los pasos necesarios ante un caso de estas características, como son la llamada al 112, la realización de maniobras de reanimación o la utilización de los desfibriladores semiautomáticos.

   Se trata de una iniciativa "pionera" en toda la Comunidad que estará respaldada por la instalación de desfibriladores en toda la ciudad de Soria. De hecho, destacó la directora general de Planificación, se podrá encontrar un dispositivo de estas características cada 500 metros, en los cajeros de la entidad financiera Caja Rural.

   Por su parte, el director de la Fundación Científica Caja Rural, Juan Manuel Ruiz Liso, informó del comienzo de los cursos formativos en el mes de febrero y adelantó que a través de ellos se podrá formar a todo tipo de personal no sanitario como policías, periodistas, monitores deportivos, así como población en general, que sabrán cómo actuar ante un caso de parada cardiorrespiratoria.

   Los desfibriladores externos semiautomáticos son unos dispositivos que permiten identificar sin errores las arritmias potencialmente graves que requieren administrar descargas eléctricas, y por sus características, pueden ser utilizados por personal no sanitario.

 





La dirección de esta noticia es:
Ver noticias